Posicionamiento sobre los actos de violencia que está enfrentando el pueblo Hondureño

alianza_honduras

Latinoamérica y Caribe, 4 de diciembre de 2017.
Hay una total impunidad que amenaza la supervivencia de sus ciudadanos Luis Almagro, Secretario de la OEA.

Desde la Alianza Latinoamericana y Caribeña de Juventudes, condenamos y repudiamos los actos de violencia que está enfrentando el pueblo Hondureño, posterior a las elecciones.

El 1 de diciembre del presente año, la autoridad estatal decretó la suspensión de garantías constitucionales. El toque de queda, no va a silenciar la protesta de ciudadanas y ciudadanos que están reclamando sus derechos, esta suspensión de garantías sólo restringe
y vulnera de forma arbitraria y descarada los derechos democráticos fundamentales de la ciudadanía hondureña.

El abuso de la fuerza armada y la policía hondureña solo demuestran que la violencia no es la solución para avanzar en la construcción de una sociedad democrática e igualitaria que es lo que los hondureños están defendiendo. Repudiamos las decenas de detenciones
arbitrarias que se han realizado, el uso descontrolado de armas de fuego y los actos de violencia en general de los cuerpos uniformados hondureños que se han realizado en la última semana.

Ante esto exigimos:

Al Estado hondureño el inmediato restablecimiento de las garantías constitucionales en Honduras y el cese de la violencia del Estado contra quienes ejercen legítimo derecho a la protesta.

Que se garantice la transparencia en el proceso electoral y se respete la voluntad política expresada por el pueblo hondureño en las urnas a través de su legítimo derecho al voto.

A Organización de las Naciones Unidas, a pronunciarse contundentemente exigiendo el restablecimiento de las garantías constitucionales, el cese de la represión y el respeto a la voluntad popular, así como a asegurar una
intervención efectiva de los mecanismos de protección de derechos humanos para el pueblo de Honduras.

A la OEA, condenar estas acciones así como instaurar la aplicación de la Carta Democrática en el Estado hondureño.

Al Alto Comisionado de Derechos Humanos a condenar la violación de Derechos Humanos que cada minuto, hora y día avanza con la suspensión de las garantías constitucionales y que ha dejado desprotegido a ciudadanos que están defendiendo la democracia y su derecho a una vida libre de dictaduras.

Al pueblo hondureño extendemos nuestra mayor solidaridad y fuerza contra la violencia sistemática por la que está pasando, la resistencia por la indignación triunfara y la rabia por la violación de DDHH será la base para la construcción de una sociedad democrática e igualitaria que hoy se encuentran defendiendo en las calles.

Por la construcción y respeto de la Democracia #FuerzaHonduras

Objetivo 16: Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas

El estado de derecho y el desarrollo tienen una interrelación significativa y se refuerzan mutuamente.

Por ese motivo, este objetivo se centra en la promoción de un acceso universal a la justicia y la construcción de instituciones responsables y eficaces a todos los niveles. Para ello, es necesario acabar con la corrupción existente en el poder judicial y en la Policía de muchos países.

El ODS 16 insta a los Gobiernos a respetar el Estado de Derecho, esto en el contexto de Latinoamérica y el Caribe es un gran reto, hemos visto como la suspensión de las garantías constitucionales es utilizada para limitar en descontento social y la defensa de la democracia a partir del “toque de queda"  decretado en Honduras el 1 de diciembre en el marco del proceso electoral por el Presidente Juan Orlando Hernández.

Abre el debate

Deja un comentario